En el fondo de la caja

Álvaro Noboa y Rafael Correa

Cuando Pandora abrió la caja y dejó salir todos los males del mundo, quedó desolada.

Desesperada, más bien.

Entonces, una vocecita la llamó desde el fondo de la caja. Asustada, Pandora se asomó -¿quedaba todavía algún mal por escapar?

Allí, en plena oscuridad, una luz diminuta empezó a crecer y a flotar tímidamente; y de un salto alivió las heridas de Pandora y Epimeteo y se lanzó a sanar el mundo.

Era la Esperanza.

Pandora, de Rosetti

Sí, sé que es difícil de ver.

Pero allí está, en la oscuridad,

En el fondo de la caja.

One thought on “En el fondo de la caja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *