Escapar (o “El Andariego, otra vez”)

97350-004-4AE7FD05.jpg

¿No sientes a veces el deseo -urgente, ineludible, brutal, palpitante- de escapar?

No, no porque las cosas vayan mal. Eso es lo más terrible y fascinante: quieres escapar mientras todo va muy bien. Y aunque va bien -de hecho, precisamente porque va bien- te mueres por huir.

18437874.jpg

Aguarda, aguarda un momento. No es “escapar” la palabra correcta. Es, acaso, no fijar, dejar caer, seguir, flotar, ser conducido, moverse… Nunca echar raíces, nunca sentar cabeza. Sólo, sencillamente, ser.

hakuin-hotei.jpg

Cada persona una puerta a otro tú, a otro futuro posible. Cada segundo una oportunidad perdida o recobrada, una galería inexplorada de un laberinto doblemente infinito que se cierra sobre sí mismo a cada recodo.

Wandering_jew.jpg

En tierras lejanas, en puertos distantes, ¡tanto por descubrir!

Vislumbras por un instante este terrible plano de la vida -terrible y apasionante, como una piel tersa o una calle en sombras. Sientes vértigo y terror, pasión y desenfreno.

vlcsnap-00769.jpg

A punto de partirte en mil pedazos, uno por cada disyuntiva no hollada.

odin.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

Viviendo un día cada día: la niebla del mañana se disuelve en el rocío del ahora.

El rocío -del que eres una gota,

que refleja, muy a veces, una chispa.

6 thoughts on “Escapar (o “El Andariego, otra vez”)

  1. Ma. de Lourdes says:

    Hola compañero….”él” artículo….realmente hablar del “irse”…ese movimiento constante….resulta emocionante e intenso…sentir esa fuerza … ese impulso… que no sabes de donde viene….a dónde te lleva…pero es inevitable entregarse a esa sensación….y terminas partiendo….no hechas raíces…realmente es un relato nuclear en mi vida….

    Chévere compañero…siga así…que lo está haciendo re-bien….

    Un abrazo

  2. Martha Pereira says:

    “viajero soy y navegante; y cada día descubro una nueva región dentro de mi alma” -Khalil Gibrán

    en lengua mapuche hay una palabra que designa a las almas perdidas; lanalhue…. de una forma extraña, en algún momento nos volvemos todos viajeros, almas que vagan, a veces con un cuerpo que las acompañan… lo fantástico de poder elegir hacia donde y cuando

  3. Rodrigo Carrillo says:

    Siento y entiendo total y perfectamente este texto y asi lo vivo. Mi vida podria casi resumirse de ese modo; justamente no es escapar, es explorar, ser siendo, en gerundio… un ES(ser)-TAR.

    Gracias por el texto!

    Abrazos:

    Rodrigo

  4. MAGDALENA ABAD RODAS says:

    QUERIDO SEÑOR ANDARIEGO:

    MUY AGRADECIDA POR RECIBIR NOTICIAS SUYAS DE SU BÙSQUEDA, GRACIAS POR COMPARTIR, SIEMPRE SUS ENVIOS, ME MOTIVAS, Y ME LLEVAN A NUEVOS PENSAMIENTOS. UN ABRAZO. DRA. ABAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.