Felicidad y Productividad: la Ciencia de la Felicidad

El pasado miércoles fui invitado a dictar una charla para empresarios y ejecutivos en la Universidad de las Américas. Decidí hablar de la relación entre felicidad y productividad a la luz de la joven pero potente Psicología Positiva.

La Psicología Positiva ha revolucionado la forma en que abordamos las dificultades, trastornos y problemas. Martin Seligman, uno de sus fundadores y defensores, reparó hace alrededor de veinte años en que la psicología había estudiado la enfermedad -los trastornos, malestares, patologías, problemas, conflictos…- hasta la saciedad; pero que casi nada se sabía acerca de la salud. Exceptuando a pioneros como Gordon Allport (cuyos trabajos sobre el concepto de “madurez psicológica” anticipan mucho de lo descubierto por los psicólogos positivos), George Kelly (para quien el ser humano no obedece a estímulos ni persigue la satisfacción de pulsiones sino que intenta aventurarse al mundo para comprenderlo cada vez mejor y trascender así, sin descanso, sus propios límites) y Abraham Maslow (cuyo estudio de las “experiencias cumbre” demostró la importancia de la espiritualidad en la psique humana), los terapeutas y coaches nos hemos dedicado a paliar, subsanar y corregir lo negativo, no a potenciar lo positivo.

Continue reading

El secreto del éxito: la “Vía de la Esencia”

“El Secreto”

Comienza un nuevo año. Buen momento para plantearse tener éxito y ser feliz.

Se ha escrito y dicho mucho sobre el éxito y la felicidad. Se ha afirmado que existen “secretos” para alcanzarlos, atajos, técnicas mágicas. Existe toda una industria en torno a promocionar los libros, videos, conferencias y talleres de quienes dicen conocer estos “secretos”.

El secreto existe, no me cabe duda. Pero no es ningún secreto. Es más: nace de seis pasos que yo llamo “la vía de la esencia”.

Continue reading

¿Qué hace un coach personal?

El callejón de los milagros

Hace muchos años, mi madre me regaló un libro precioso: El callejón de los milagros, de Naguib Mahfouz (convertido luego en una película protagonizada por Salma Hayek). Recuerdo haberlo leído con deleite hace más de una década.

Una de sus historias se me quedó grabada (aunque sin duda la habré distorsionado). Había en el callejón un viejo, experto en disfraces, a quien visitaban los mendigos para que los ayudara a inspirar más lástima. Éste los dotaba de una llaga purulenta, una erupción cutánea, una cojera, usando materiales aparentemente inocuos que había ido reuniendo y que atesoraba.

Continue reading