Confianza, corrupción y autoritarismo, un terrible círculo vicioso: Ponencia en el “Desayuno Democrático” de Participación Ciudadana

El jueves 24 de marzo, Participación Ciudadana invitó a líderes y personalidades de la ciudad a un Desayuno de Trabajo, para lo cual me pidieron presentar una breve ponencia sobre “El desafío de ser un líder en el Ecuador”.

En mi exposición compartí con los asistentes varias reflexiones acerca del liderazgo positivo y sus desafíos en un país, como el Ecuador, marcado por una altísima desconfianza; lo que en este texto he llamado una “sociedad hobbesiana”.

Empecé señalando la relación entre desconfianza, corrupción y autoritarismo, tal y como se puso de manifiesto en la Investigación Confianza (y como he resumido en este artículo recientemente publicado en la revista “Athenea Digital“). A partir de las escalas que desarrollamos para medir la desconfianza, la justificación de la ilegalidad y la aceptación del autoritarismo como mecanismo de resolución de conflictos, pudimos constatar que los altos niveles de desconfianza interpersonal se asocian con una visión autoritaria y con la tendencia a hacer la vista gorda de la conducta antinormativa en la vida diaria. Es decir, las culturas desconfiadas son también, generalmente, corruptas y autoritarias.

Continue reading

Felicidad y Productividad: la Ciencia de la Felicidad

El pasado miércoles fui invitado a dictar una charla para empresarios y ejecutivos en la Universidad de las Américas. Decidí hablar de la relación entre felicidad y productividad a la luz de la joven pero potente Psicología Positiva.

La Psicología Positiva ha revolucionado la forma en que abordamos las dificultades, trastornos y problemas. Martin Seligman, uno de sus fundadores y defensores, reparó hace alrededor de veinte años en que la psicología había estudiado la enfermedad -los trastornos, malestares, patologías, problemas, conflictos…- hasta la saciedad; pero que casi nada se sabía acerca de la salud. Exceptuando a pioneros como Gordon Allport (cuyos trabajos sobre el concepto de “madurez psicológica” anticipan mucho de lo descubierto por los psicólogos positivos), George Kelly (para quien el ser humano no obedece a estímulos ni persigue la satisfacción de pulsiones sino que intenta aventurarse al mundo para comprenderlo cada vez mejor y trascender así, sin descanso, sus propios límites) y Abraham Maslow (cuyo estudio de las “experiencias cumbre” demostró la importancia de la espiritualidad en la psique humana), los terapeutas y coaches nos hemos dedicado a paliar, subsanar y corregir lo negativo, no a potenciar lo positivo.

Continue reading